Decreto "Año pastoral diocesano vocacional"

El obispo aprueba el decreto por el que se declara la celebración de un "Año pastoral diocesano vocacional" para toda la Diócesis a lo largo del curso pastoral 2017-2018

Don Julián López apela a la "urgencia pastoral" que plantea la necesidad de contar con "un número suficiente de ministros ordenados para el servicio pastoral de los fieles" y anima a que "entre todos hemos de lograr una nueva y verdadera 'cultura vocacional' que sepa contar la belleza de estar enamorados de Dios"

León, 22 de septiembre de 2017

2017 logoAñoVocacionalEl obispo de León, Don Julián López, acaba de aprobar un decreto por el que se declara la celebración en toda la Diócesis a lo largo del curso pastoral que está comenzando, y hasta su conclusión el próximo día 30 de junio de un "Año Pastoral Diocesano Vocacional".

De esta forma, en la simbólica fecha de la fiesta del apóstol San Mateo de ayer, día 21 de septiembre, se da por iniciado este Año vocacional, en una jornada que ha coincidido con la clausura de las actividades de la XVI Semana de Pastoral, el evento que ha vuelto a marcar el arranque del curso pastoral 2017-2018 con el lema "En cuanto tu saludo llego a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre".

En el acto de apertura de esta XVI Semana de Pastoral tenía lugar la presentación de la Carta Pastoral del Sr. Obispo, en la que ya se avanza el objetivo del Programa Pastoral Diocesano de "intensificar la acción misionera de la Iglesia diocesana apoyados en la acogida gozosa de la Palabra de Dios y en la respuesta de la fe, con impulso de la Pastoral vocacional".

A continuación, se reproduce el texto íntegro del decreto y del anexo que rubricaba Mons. Julián López ayer día 21 de septiembre:

DECRETO

“AÑO PASTORAL DIOCESANO VOCACIONAL”

D. Julián López Martín, por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica Obispo de León:

La solicitud del obispo por la Iglesia que le ha sido confiada, se hace particularmente exigente en situaciones y circunstancias de necesidad o urgencia pastoral. Es lo que sucede ante la falta de vocaciones al ministerio sacerdotal en nuestra Diócesis con el consiguiente descenso en el número de alumnos del Seminario Diocesano de San Froilán aun contando con la aportación del Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater “Virgen del Camino”, erigido el 27 de noviembre de 2007. Este hecho, al que se unen el elevado promedio de edad del presbiterio diocesano y las bajas por jubilación y fallecimientos, hace temer fundadamente por el futuro pastoral de nuestra Diócesis. Análoga preocupación existe también en nuestros monasterios e institutos de Vida Consagrada ante la falta de vocaciones. Los factores de esta situación son de diversa naturaleza: unos tienen carácter sociológico como la baja natalidad y el envejecimiento de la población; otros están asociados a la crisis económica y laboral de nuestra región que motiva el éxodo de los jóvenes. Sin embargo, los factores más preocupantes son aquellos que guardan relación con la pérdida de la fe, el debilitamiento del sentido cristiano de la existencia,  la secularización de las costumbres y la pérdida de los valores religiosos que han caracterizado a nuestro pueblo, en otro tiempo muy fecundo en vocaciones tanto sacerdotales como religiosas y misioneras.

No obstante, estos problemas han estimulado, paralelamente, la toma de conciencia ante la escasez de vocaciones y la preocupación por la supervivencia de las parroquias y de los institutos y comunidades religiosas. Ciñéndome a la dedicación pastoral de nuestro presbiterio y teniendo en cuenta el deber prioritario de los obispos de procurar que haya un número suficiente de ministros ordenados para el servicio pastoral de los fieles, lo que me ha llevado a establecer en la Diócesis el diaconado permanente, es evidente que esta medida es insuficiente para llevar a cabo una acción evangelizadora y pastoral que no se reduzca al mantenimiento de los fieles que aún participan habitualmente en la vida de la Iglesia.

Ante esta urgencia pastoral, se hace necesario recordar a los fieles la importancia del Ministerio presbiteral y de la Vida Consagrada, fomentando a la vez la oración insistente por las vocaciones.  Su promoción ha sido siempre una tarea necesaria, pero hoy se ha convertido en un deber grave y urgente. Entre todos hemos de lograr una nueva y verdadera “cultura vocacional”, en expresión del Papa Francisco, que sepa contar la belleza de estar enamorados de Dios y sea “capaz de leer con coraje la realidad tal como es, con sus fatigas y resistencias”, reconociendo también que “la prioridad de la pastoral vocacional debe ser no la eficiencia, sino la atención al discernimiento” (Discurso de 5-I-2017).

En consecuencia, propongo y determino la celebración en toda la Diócesis de un “Año pastoral diocesano vocacional” comenzando en el día de hoy, fiesta del apóstol San Mateo, y que concluirá, Dios mediante, con el nuevo curso pastoral. La organización de las actividades a nivel diocesano relacionadas con esta iniciativa, dependerán de la Vicaría de Pastoral que coordinara, a su vez, los organismos diocesanos implicadas en el fomento y en la formación de las diversas vocaciones. Con anexo.

Dado en León, a 21 de septiembre de 2017.

+ Julián, Obispo de León

ANEXO:

1º. La organización, coordinación y supervisión de las actividades del AÑO PASTORAL DIOCESANO VOCACIONAL a nivel diocesano, dependerán directamente de la Vicaría de Pastoral que coordinara, a su vez, las delegaciones diocesanas de Pastoral Juvenil y Vocacional, Juventud y Universidad, Vida Consagrada y Apostolado Seglar, participando también los rectores de los Seminarios diocesanos. En otros niveles: zonas pastorales, arciprestazgos, parroquias, colegios, asociaciones de fieles, etc., serán los respectivos responsables quienes programen y realicen las actividades informando a la citada Vicaría y secundando también las iniciativas diocesanas.

2º. Para facilitar los fines propuestos y asegurar una mayor eficacia espiritual y pastoral, por el presente Decreto se crea un “Observatorio Vocacional” en la misma Vicaría, que presidirá, coordinará y fomentará el Sr. Vicario de Pastoral. Este “Observatorio”, aunque no tenga carácter institucional y orgánico, tendrá como fines el estudio, la reflexión, el diálogo, el estímulo, la evaluación y el apoyo de la Pastoral de las Vocaciones, particularmente de las relativas al ministerio ordenado, alentando y acompañando también cuantas iniciativas y propuestas puedan surgir en la diócesis.

3º. Formarán parte del “Observatorio Vocacional”, además del Sr. Vicario de Pastoral,  el Rector del Seminario de San Froilán, el Rector del Seminario Redemptoris Mater “Virgen del Camino”, el Delegado de Pastoral Juvenil y Vocacional, el Delegado de Pastoral de Juventud y Universitaria, el Delegado para la Formación Permanente del Clero, el Responsable de la Vocalía de Vocaciones de la CONFER, un diácono permanente y un representante del Apostolado Seglar.

4º. No obstante, a propuesta de los miembros mencionados y con el V.B. del Sr. Vicario de Pastoral, podrán ser oportunamente invitados para estudios y tareas específicas del “Observatorio Vocacional” otras personas que por su competencia o dedicación pastoral puedan contribuir a los fines del mismo.

Desde este momento invito y pido a todos los fieles cristianos de la Diócesis, especialmente a los ministros ordenados, llamados a dar continuidad a su trabajos apostólico, y a las personas consagradas, a orar por el fruto de esta iniciativa.

            Con la confianza puesta en la ayuda del Señor y en la intercesión de la Santísima Virgen María, modelo perfecto del seguimiento de la vocación.

Plaza de Regla, 7 * 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65