Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

Pascua de Resurrección 2018

El bautismo de doce niños condensa en la Parroquia de San Isidro Labrador la "alegría de la Pascua" que vive toda la Diócesis desde el Domingo de Resurrección

El obispo Don Julián, que presidió una celebración marcada por la emoción de los niños recién buatizados y sus familias, animó a que la Iglesia local y las respectivas parroquias sean "ejemplo de acogida de estos nuevos cristianos"

León, 2 de abril de 2018

Pascua BautizoNiños1La "alegría de la Pascua" que se anunciaba ayer a primera hora de la mañana en la Plaza de Regla, frente a la Catedral, en la procesión del Encuentro, se concretaba en estas palabras: "Tomad con esos guantes blancos el luto de vuestras cabezas y portadlo en memoria de la noche oscura que ya no volverá. ¡Capillo arriba, hermanos, Cristo ha resucitado, Aleluya!". Un "¡Aleluya!" que daba paso a aplausos, abrazos y lágrimas entre papones, al vuelo de las palomas, al repicar de campanas, al Himno a la Alegría que inundaba la plaza de la catedral de León  en el momento de mayor emoción y significado de la Semana Santa que estaba concluyendo entonces para todos los fieles de León. El momento culminante del Triduo Pascual que se hacía liturgia en la misa estacional que seguidamente presidía el obispo Don Julián López en la Catedral y en la que pronunciaba el mensaje de "¡Feliz Pascua a todos! ¡Amén! ¡Aleluya!" de la bendición apostólica con la que concluía esta celebración eucarística.

NIÑOS, BAUTISMO Y EMOCIÓN PASCUAL

Y toda esa "alegría de la Pascua" con la que se vivía el Domingo de Resurrección en toda la Diócesis de León se condensaba a media mañana en la Parroquia de San Isidro Labrador, porque allí el obispo Don Julián presidía otra eucaristía en el transcurso de la cual confería el sacramento del Bautismo a un grupo de doce niños de entre 8 y 12 años, que a lo largo de este curso han participado en las sesiones especiales de catequesis para prepararse para recibir el Bautismo después de haber manifestado a sus padres su deseo de integrarse plenamente en la vida cristiana. La catequista Mar Casado es la responsable de la formación de este grupo en una iniciativa que ofrece la Diócesis desde el Servicio para el Catecumenado para responder a esta demanda que se plantea por parte de niños que sin haber sido bautizados al nacer sí que piden ya con uso de razón el Bautismo y ayer asistía emocionada a esta celebración: "Fue una misa solemne y emocionante que ha presidido un año más el obispo Don Julián, y  todos hemos salido emocionados porque ver a un niño que asegura que quiere la fe, que quiere el Bautismo, que se agacha, humilla la cabeza y deja que le echen el agua para incorporarse a la Iglesia es siempre emocionante". Un momento culminante que supone el broche al trabajo "que hemos venido realizando desde principios de este curso, con sesiones de catequesis cada sábado adaptadas a estos niños desde nuestra experiencia de manera paralela a la catequesis que vienen recibiendo en sus respectivas parroquias".

Pascua BautizoNiños2CATEQUESIS Y VOCACIÓN

Con esta oferta de catequesis especial para niños y adolescentes, el Servicio diocesano para el Catecumenado pretende, según Mar Casado, "dar respuesta a una realidad acuciante puesto que la realidad sociológica ha cambiado radicalmente, mucho padres no bautizan a los niños y llegados a una edad determinado son estos mismos niños los que piden el Bautismo, y ante una sociedad que no es cristiana oficialmente hay que ir aprendiendo sobre la marcha, ir preparándonos desde el Servicio y con la incorporación de dos nuevas catequistas esto va creciendo y lo que hacemos es adaptarnos a cada niño a partir del Ritual de Iniciación Cristiana". Y en estas sesiones de catequesis estos doce niños también han podido conocer la importancia del Año Pastoral Diocesano Vocacional de la mano de la catequista Mar Casado, que ha insistido en "la importancia de la vocación y de la posibilidad de que Dios les llame para una tarea específica en la Iglesia, y ellos a su manera lo entienden y saben que tienen que buscar su camino y no dejar este primer impulso vocacional que es el Bautismo para buscar su camino, seguir adelante y Dios quiera que de aquí pueda salir alguna vocación específica, que es lo que está pidiendo con tanta intensidad y con tanta razón la Diócesis en el este Año Pastoral Diocesano Vocacional".

Y ese mensaje vocacional también estuvo presente en esa eucaristía en la que el obispo confería el sacramento del Bautismo a estos doce nuevos cristianos que "vienen a demostrar la misión Universal de la Iglesia" y en la que Don Julián resaltó "la riqueza y la diversidad" que aportan estos niños, de procedencias tan diversas como Corea, India o Sudamérica, y también de familias leonesas", y que quiso concluir con una llamada a que "todos sean recibidos y acogidos de la mejor manera tanto en la Iglesia, en sus respectivas comunidades parroquiales, como en la sociedad civil". 

Plaza de Regla, 7 * 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65