Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

2020 Febrero - Eucaristía de Acción de Gracias en los 60 años de COPE LEÓN

(S.I. Catedral, 13 de febrero de 2020)  - “En vosotros se ha probado el testimonio de Cristo”

 1 Cor  1,3-9; Sal 112                         Mt 11,25-30

             Sin duda para todos es un motivo muy grato participar en esta celebración eucarística de acción de gracias con motivo de los primeros 60 años de la emisora diocesana COPE-León. Los modernos medios de comunicación representan mucho en nuestra época. Entre ellos la radio, que ha sido capaz no solo de mantenerse sino, incluso, de renovarse ante la competencia de otros medios. Hoy, precisamente, se celebra a nivel mundial el “Día de la radio”, establecido por las Naciones Unidas en 1946.

1.- Una efemérides gozosa y agradecida

 No me corresponde a mí, y menos en este ámbito de oración y celebración litúrgica, referir la historia y el mérito de “nuestra” emisora –y digo “nuestra” por muchos motivos, no siendo el menor el de la fidelidad a sus orígenes diocesanos y, especialmente, a su carácter y estilo “popular”. Pero sí, el invitar a los profesionales, colaboradores, simpatizantes y amigos de COPE-León, en la medida de sus convicciones personales y religiosas, a sublimar esta gozosa efemérides dando gracias a Dios, de quien recibimos cuanto somos y tenemos. Y agradecimiento también a todos vosotros y a quienes os han precedido en la entusiasta y no pocas veces difícil tarea de la comunicación interpersonal, aunque no se perciba ni se conozca a los destinatarios.  

La comunicación es una característica y, a la vez, una exigencia del ser humano. En esto consiste la esencia y la razón de ser de la radio, porque siempre habrá algún oyente, alguna persona que la escucha en el lugar más inesperado, en su casa, en el automóvil, en su paseo, en su lecho de enfermo, quizás; y en tantas situaciones personales o sociales. La labor del locutor, del informador, de cualquiera de los profesionales que hacen posible la comunicación, es siempre encomiable y merece reconocimiento, gratitud, apoyo y ánimo. La importancia de los Medios de Comunicación Social fue reconocida y proclamada por el Concilio Vaticano II, consciente de lo que representaban ya entonces; y que en diciembre de 1963 les dedicó uno de sus primeros documentos, casi tres años después de que esta emisora iniciara su andadura. No en vano, en el ámbito de la Iglesia Católica ha sido siempre muy vivo el interés por este medio eficaz de evangelización y de humanización.

2.- Alcance de los Medios de Comunicación

Citando tan solo un testimonio a título de ejemplo, la encíclica  ‘Redemptoris Missio’ (7-XII-1990) de san Juan Pablo II, dedicada a la “permanente validez del mandato misionero” de la Iglesia, reconocía que “los medios de comunicación social han alcanzado tal importancia que para muchos son el principal instrumento, informativo y formativo, de orientación y de inspiración de los comportamientos individuales, familiares y sociales” (n. 37, c). En esa carta se inspiró, precisamente, el Ideario de la Cadena Cope, donde se afirma de manera explícita que entre “sus fuentes de inspiración se encuentran el magisterio eclesial sobre las Comunicaciones sociales”. Por este motivo la COPE -afirmaba también el mismo Santo Padre- “observará fielmente, en su letra y en su espíritu, la legislación de la Iglesia sobre el particular y asumirá los valores deontológicos de la profesión informativa”[1].

Estas referencias a la vocación misionera y magisterial de la Iglesia han formado parte, más o menos explícitamente, no solo del ideario de la cadena de emisoras COPE sino también del propósito de quienes han hecho posible, por vocación o dedicación profesional o por ambas motivaciones, la realidad COPE-León que hoy festejamos. ¿Cómo no dar gracias al Dios que sostiene y nutre nuestras vidas y afanes, haciendo nuestros los sentimientos expresados por el propio Jesucristo en el evangelio que ha sido proclamado?: —“Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños…. Sí, Padre, así te ha parecido bien” (Mt 11,25).

3.- Gratitud hacia los comunicadores y confianza en el futuro de COPE

 En esta acción de gracias yo deseo incluir también la expresión de un afectuosa gratitud hacia todas las personas e instituciones que han hecho y hacen posible, cada jornada, laboral o festiva, el que la voz amiga de nuestra emisora COPE-LEON continúe diariamente informando, instruyendo, animando, alegrando e incluso entreteniendo la vida de sus oyentes. Junto a esta acción de gracias a todo el personal, pasado y presente de la emisora, permitidme también una invitación a mantener siempre vivo y operante el espíritu de COPE que es, en definitiva, lo que manifiesta el “Ideario” de la emisora. Lo que quiero deciros no es de carácter profesional ni técnico, sino espiritual y moral, en línea con lo que manifestaba san Pablo en la primera lectura al decir: “No carecéis de ningún don gratuito, mientras aguardáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo. Él os mantendrá firmes hasta el final, para que seáis irreprensibles el día de Jesucristo, Señor nuestro” (1 Cor 1,7-8).

 Lo que deseo manifestar y compartir con todos vosotros, los profesionales de la radio y de los demás medios de comunicación, atañe también al ideario de las emisoras católicas que llenan un vacío que muchos otros medios de comunicación, estando en su derecho ciertamente, no cubren. Me refiero a lo que significa y exige asumir los criterios o principios fundamentales de la vida cristiana en ámbitos como la doctrina de la fe, las celebraciones litúrgicas y de la piedad popular, los criterios de orden moral, etc., a la vez que se promueven mensajes de paz, de esperanza, de concordia, de humanismo y de optimismo cristiano, etc. Una emisora, aunque sea católica, no es, ciertamente, el ambón o el púlpito de la iglesia, pero no puede eximirse de ayudar y de colaborar en la difusión del mensaje de Jesucristo ofreciendo respetuosa pero valientemente criterios morales procurando dar respuesta a las expectativas de la sociedad actual.

Como obispo de León y en nombre de toda la comunidad diocesana, quiero compartir la satisfacción y la alegría de cuantos celebráis este importante aniversario: 60 años de COPE León. Termino reiterando a toda la gran familia de la emisora, tanto al personal de la misma como a sus oyentes, la felicitación de la diócesis con estas palabras de san Pablo que hemos escuchado también: “Doy gracias a Dios continuamente por vosotros, por la gracia de Dios que se os ha dado en Cristo Jesús. Pues en él habéis sido enriquecidos en todo: en toda palabra  y en toda ciencia; porque en vosotros se ha probado el testimonio de Cristo” (1 Cor 1,4-6).

+Julián, Obispo de León

[1] M.T. SANTOS DIEZ-J.A. PÉREZ DASILVA, Las radios católicas españolas. Historia, desarrollo y programación, Spanish Catholic Radio. History, Development and Programming, p. 140-154.

Diócesis de León - Plaza de Regla, 7 - 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. // administracionEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.